Mérida despide al Presbítero Jhon González, un pastor amigo

Féretro del Presbítero Jhon González

Desde que se dió a conocer la noticia de la desaparición física del Presbítero Jhon González, amigos, familiares, feligreses y personas cercanas se concentraron en los sitios donde el féretro reposó,hoy 14 de octubre no fue la excepción en la misa exequial.

Clero Merideño en la misa de Exequias del Padre Jhon González

En horas de la tarde de este jueves se llevó a cabo la celebración de la Eucaristía, presidida por el Presbítero Alexander Rivera,Vicario General de la Arquidiócesis de Mérida,donde se despidió al “Sacerdote amigo”, así lo catalogaron muchas personas que desde el pasado miércoles emitían sus mensajes de condolencias a través de las Redes Sociales.

Sacerdotes acompañando la misa Exequial

Hoy la parroquia San Miguel Febres Cordero,ubicada en Ejido celebra su Aniversario, una coincidencia que solo en Dios es posible,un día en el que dicha parroquia despide a su Sacerdote,un pastor entregado al servicio de los demás,sus risas y buen humor formaron muchas veces parte de ese testimonio de vida para regalar alegría a los que atravesaban por momentos difíciles.

Feligreses dan el último adiós al Sacerdote amigo

Por otra parte,el Clero Merideño junto a un buen número de feligreses le acompañaron en ese último adiós físicamente, porque además muchos de sus amigos manifestaron que siempre lo iban a recordar como fue y jamás olvidaran lo que significó para la vida de quiénes pudieron tener esa cercanía con el Sacerdote amigo.

En esta misa de Exequias el Concejo Municipal de Campo Elías, se le otorgó la Orden Post-morten,en reconocimiento a sus más de 25 años de servicio a la comunidad, catalogado como un Sacerdote que “siempre estuvo con puertas abiertas”.

Representantes del Concejo Municipal de Campo Elías en compañía del Simón Figueroa, Alcalde de la jurisdicción

A partir de este 14 de Octubre de 2021, sus restos reposarán en el Panteón Sacerdotal de la Arquidiócesis de Mérida, y hoy más que nunca quedará la vida del Padre Jhon impregnada en muchos corazones, Mérida y más aún Ejido se paralizó con la lamentable noticia, porque donde pasó dejó una huella imborrable, dejando un legado de servicio, apoyo y entrega conlos más necesitados. (Argelys Torres/25.528)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *