El “repique de los muertos” en Zea, anunció la tragedia del Mocotíes

Luego de transcurrir 10 días del escenario que generó pánico y sufrimiento en el Valle del Mocotíes en el Estado Mérida, producto de las fuertes lluvias,han sido muchos los testimonios de los sobrevivientes y personas que vivieron ese momento de tensión en los distintos municipios.

Testimonios que marcan

Así fue el caso del Presbítero Jesús García, párroco de Nuestra Señora de las Mercedes en Zea, quien contó a través del trabajo audiovisual de Rama Grisolia un hecho curioso, que quizás para el momento no tenía sentido, pero al amanecer después de la tragedia se pudo comprender el significado.

Señala García, que el reloj de las campanas de la iglesia de dicha parroquia, tiene horas programadas específicas para realizar sus repiques (7:00pm/7:15pm/7:30pm),sin embargo esa noche del 23 de agosto del presente año, a las 7:08 minutos de la noche,misteriosamente sonó “el repique de los muertos”, algo sin precedentes y sorprendente ya que no estaba programado.

Relata el párroco, ” a las 7:08 minutos de la noche, suena el doble de los muertos,sin haber programado,esto impresionó a muchas personas de las que estaban cerca y los que sabemos que esto no es posible, además inmediatamente de escuchar el sonido de los muertos inicia la tempestad,los vientos y relámpagos,pasados los cinco minutos 7:15pm se nos va la luz”afirmó.

Por otra parte, manifestó el Sacerdote que el llamado de los muertos está programado únicamente desde las seis y media de la mañana hasta las seis y media de la noche, algo por lo que jamás sería posible que solo se programara y justo cuando se estaba dando inicio a una de las noches más oscuras del Valle del Mocotíes después del 2005.

Asimismo,esta señal se convirtió en un aviso,esto puede ser reflejo de que cuando se va un familiar de la vida terrenal, en casi la mayoría de los casos existe un aviso de diferentes formas y en este caso fue a través de las campanas, donde se despedían cada uno de estas personas, llevando en su corazón gran parte de su pueblo,sin saber cual sería su destino,una despedida que manifestaba la realidad de una tragedia,hoy se puede afirmar que las campanas son también motivo de ese encuentro con Dios. (Argelys Torres)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *